La inclusión de las niñas y niños con síndrome de Down en los centros educativos de Andalucía va siendo una realidad gracias a la firma del convenio de colaboración entre la Federación Down Andalucía, de la que Down Málaga forma parte, y la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. Este acuerdo se materializa en acciones directas centradas en el ámbito escolar, en niveles de régimen general no universitario, que facilitan la inclusión del alumnado con síndrome de Down y la convivencia e interacción con sus compañeros/as. Actualmente, en la provincia de Málaga, más de treinta personas son atendidas en más de una veintena de centros educativos.

 

En Down Málaga, las iniciativas de mediación escolar para las personas con síndrome de Down escolarizadas en modalidad inclusiva se desarrollan dentro del Servicio de Recursos Educativos, el cual forma parte de las actuaciones que se llevan a cabo en la etapa educativa dentro de la asociación malagueña. El principal objetivo de esta prestación es proporcionar a los/as niños/as y jóvenes con síndrome de Down los recursos adecuados durante su etapa escolar para que su participación e inclusión sea plena y autónoma en todas las áreas de la vida escolar en particular, y, de manera general, en la sociedad.

 

Concretamente, el Servicio de Recursos Educativos contempla acciones de mediación por parte de los profesionales de Down Málaga que se personan en los distintos centros educativos para intervenir de manera directa y personalizada en cada contexto y área que conforme su currículum educativo. Lo más común es hacerlo en el aula donde acude la persona con síndrome de Down.

 

Previamente, para que esta intervención sea posible, el profesional destinado ha de coordinarse con el/la tutor/a académico del alumno/a, el/la profesor/a de pedagogía terapéutica, conocido/a como “profesor/a de apoyo”, y todo el equipo docente en general para establecer y delimitar objetivos y metodologías de una manera consensuada. Otra de las acciones que implica este servicio es la adaptación del material académico y de los contenidos curriculares del curso para que sirvan de modelo al profesorado.

 

Tras estas diligencias, se interviene en el contexto de la clase junto al propio/a alumno/a, al profesorado y al resto de compañeros/as, favoreciendo y ofreciendo pautas que faciliten la participación activa y evitar un aislamiento de las actividades grupales. Otro aspecto que contempla este servicio es el apoyo escolar en el aula para que efectivamente el alumnado con síndrome de Down pueda interiorizar los contenidos trabajados.

 

Este tipo de actuaciones, además de basarse en la mediación entre alumnos/as con síndrome de Down escolarizados/as y miembros de la comunidad educativa, actúan de nexo entre el contexto escolar y la familia. Esta manera de trabajar favorece el desarrollo de habilidades de autonomía en el centro educativo, así como la participación plena en dicho contexto.

 

Desde la Asociación Down Málaga actuamos tanto en la persona directamente, como en el contexto, formado por el profesorado y la comunidad educativa, con el objetivo de favorecer las condiciones para que los alumnos/as con síndrome de Down puedan desarrollar una óptima participación en su clase. Esta es la principal diferencia entre este servicio y otras iniciativas de apoyo o refuerzo escolar que se realizan en las propias entidades, incluso con otras metodologías que requieren una presencia más continua del profesional, asemejándose más a un asistente en estos casos.